Como persona a cargo del equipo en tu compañía, al descuidar el ambiente laboral no solo afectas el clima sino que también los resultados financieros de esta.

Un descuido es no entender el efecto que el ausentismo laboral tiene en este medio ambiente humano y físico donde se desarrolla la producción de tu negocio. Lo explicamos a continuación.

Clima y ausentismo, dos caras de la misma moneda

Para entender el ausentismo laboral, debes entender sus principales causas. Cuando una persona falta al trabajo bien podría deberse a causas ajenas a la empresa tales como circunstancias particulares y/o familiares del trabajador, entre otros factores.

Entre estos podrían ser:

  • Vacaciones o permisos.
  • Licencias médicas maternales.
  • Licencias médicas de origen común.
  • Accidentes del trabajo y enfermedades profesionales.
  • Faltas injustificadas.

Dependiendo de la razón, la ausencia puede ser justificada o no. Como aclara el especialista en Recursos Humanos de la Universidad de Barcelona Miquel Porret en esta columna de RRHH Digital, índices normales de ausentismo no significan que existan problemas en una empresa.

Más bien, Porret insiste en que hay que preocuparse cuando estos niveles sobrepasan los límites razonables según el sector de la actividad empresarial.

Es un círculo que se retroalimenta. Un mal clima produce insatisfacción laboral y realza actitudes que vuelven a los trabajadores más propensos a factores de riesgo psicosocial, accidentes y enfermedades ocupacionales, así como a buscar la manera de tener ausencias por licencias médicas, aunque sean por razones injustificadas, potenciando el ausentismo en el trabajo.

Y con esto ocurriendo, la productividad, seguridad y salud ocupacional decaen, haciendo que el clima laboral se desgaste más.

Un buen clima, en tanto, potencia la satisfacción y el nivel de compromiso y lealtad del trabajador. Al punto de que este se ausentará si tiene que hacerlo y posiblemente hará uso de una licencia médica de ser necesario, pero por razones justificadas.

Mejorar la productividad a través de la gestión del ausentismo

En Chile, la ausencia es un problema social y laboral. En 2018, fueron 10,4 los días perdidos por trabajador en un año solo a causa de licencias médicas, según un estudio elaborado por la Cámara de Comercio de Santiago en 2018 e Inmune.

Es también muy caro. Solo en la Unión Europea representa entre el 1,5 y el 4% del PIB, así como también de la directa repercusión en la productividad y consecuente disminución de la competitividad, precisa el especialista Miquel Porret.

¿Cómo mejorar los niveles de ausencia laboral? La clave está en revertir las condiciones de trabajo, así como la falta de motivación del trabajador y el ambiente organizacional.

Cuidado que esto no necesariamente se condice con un aumento de sueldo o beneficios monetarios; tu empresa podría pagar remuneraciones competitivas pero si el clima laboral no ayuda, tus trabajadores terminarán ausentándose igual.

Primero, identifica sus causas para luego llevar a cabo una serie de acciones que ayuden a incrementar la motivación de los trabajadores, entre las cuales están:

  • Cuantifica el problema. Averiguando cuáles son los trabajadores que más se ausentan, por cuánto tiempo lo hacen y cuáles son las modalidades que más emplean.
  • Crea un ambiente control. Ya sea que implementes un sistema manual o automático, con él podrás identificar a aquellas personas que realmente tienen justificación para ausentarse y las que no.
  • Promueve la motivación. Conociendo y considerando más a tu fuerza laboral a la hora de tomar decisiones relacionadas con la estrategia del negocio, la haces sentirse valorada y motivada.
  • Reduce el estrés. Considerando que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la depresión es la principal causa en el incremento del ausentismo a nivel mundial.
  • Reconoce el esfuerzo. Una muy buena manera de destacar a tus trabajadores es hacerles reconocimientos en público y considerar su opinión al desarrollar una nueva estrategia de trabajo.
  • Posibilita nuevas formas de trabajo. Incorpora prácticas que las nuevas generaciones aprecian a la hora de buscar un empleador: flexibilidad laboral, teletrabajo o salir temprano algunos días.
  • Implementa un programa de salud que ayude a tus trabajadores a prevenir el sedentarismo e incluso trate algunas de sus enfermedades.

El ausentismo en las empresas atenta contra estas cuando se vuelve un fenómeno que sobrepasa los índices razonables y daña la principal trama física y social donde se desarrolla tu negocio: el clima organizacional.

Si no gestionas el ambiente laboral considerando a este tipo de ausencia como causa y efecto de su deterioro, no podrás abordar las consecuencias negativas ni prever nuevos problemas.

Más bien, estarás validando un círculo vicioso que no hace más que atentar contra la salud y seguridad de tus trabajadores y los resultados de la compañía.

Todos los derechos reservados a inmune.cl