No considerar el clima laboral dentro de las prioridades de RRHH, deriva en rotación de personal, gran número de licencias médicas psiquiátricas y un alto nivel de ausentismo.

El clima laboral es un factor que las empresas cada día toman más en consideración en sus secciones de Recursos Humanos. Chile es uno de los países que tienen el mercado laboral más activo, con una rotación de personal que llegó a 24,9% durante el segundo trimestre de 2019, según el estudio Workmonitor de la consultora de RRHH Randstad. Por esto, retener talentos y crear un ambiente adecuando en el trabajo, es una de las prioridades.

Según el último estudio de Tendencias Anuales en Sueldos, Beneficios y Lugares de Trabajo de Randstad, el 62% de los ejecutivos de Recursos Humanos considera que el reto más importante es crear y mantener un buen clima laboral, lo que muestra un claro cambio con la medición anterior, cuando el principal reto era aumentar el desempeño y la productividad.

Actualmente las empresas que van a la vanguardia en tendencias de Recursos Humanos han entendido que encontrar nuevos negocios no es suficiente para ser exitosas y competitivas, sino que también tener como foco a los empleados, que son considerados los nuevos clientes.

Según esta misma consultora, si las personas no se encuentran en las mejoras condiciones sociales y psicológicas en su entorno laboral, su desempeño, compromiso e identificación con la empresa se ven afectadas de manera directa, lo que afecta en cómo los grupos se integran y relacionan.

Sí bien la tendencia es que cada día más empresas se preocupen de cómo es el clima laboral al interior de sus empresas, aún hay una gran mayoría que no lo toma en consideración.

¿Qué consecuencias tiene un mal clima laboral?

· Frustración constante del personal

· Estrés laboral que se puede ampliar a problemas familiares

· Acoso laboral

· Imposibilidad de desconexión, por presión a cumplir metas

· Baja productividad

¿Qué señales son claves de un mal clima laboral?

· Alto número de licencias médicas psiquiátricas en el equipo

· Un incremento en el ausentismo

· El área con mal clima laboral no logra cumplir con las metas de la empresa

Considerar estas señales es fundamental para poder hacer un cambio al interior de las organizaciones. Como Inmune, tras 10 años gestionando el ausentismo en distintas industrias, sabemos que existen algunas prácticas que fomentan el buen clima laboral, y producen cambios importantes en las compañías.

Algunas de ellas son:

Capacitación a las jefaturas: Además de tener conocimientos en su área de interés, es importante que quienes se encuentren en puestos de jefatura tengan alguna noción de Recursos Humanos y sepan identificar cuando el clima laboral de su área se está viendo afectado. Idealmente deben estar capacitados en liderazgo y en manejo de estrés.

Actividades al interior de la empresa: Instancias de esparcimiento que fomenten la unión entre los equipos, a través de pausas activas, masajes, talleres de manejos de emociones, entre otros, son fundamentales para impulsar un buen clima laboral.

Prevención de riesgo: A través de distintas herramientas de Recursos Humanos, como encuestas de prevención o de calidad de vida, pueden ayudar a identificar problemas de clima laboral entre los trabajadores. Luego de levantada la encuesta, es recomendable realizar campañas comunicacionales preventivas que transmitan propuestas para mejorar la calidad de vida a través de conductas saludables.

En Inmune nos especializamos en la disminución del ausentismo al interior de las empresas a través de un trabajo enfocado en la transformación de la compañía en una empresa sana.

Todos los derechos reservados a inmune.cl