Las nuevas tendencias en las gestiones legales de trabajadores y empleadores

Sabemos que la tramitación y lineamientos legales de las licencias médica suelen ser un tema muy lejano, complejo y difuso para la mayoría de los trabajadores. Normalmente, lo único que se conoce es: presentar la licencia ante el empleador, que los 3 primeros días de la licencia no se pagarán y que se debe esperar el pago a través de la Caja de Compensación o la Isapre.

Otro escenario es el que viven los empleadores, para quienes el tema parece ser un asunto mucho más cercano, dado que continuamente están tramitando este tipo de subsidios. Pero, ¿el manejo de este tema sigue siendo igual en tiempos de crisis o contingencia? ¿Qué problemas podrían enfrentar los empleadores? Aunque no lo parezca, muchísimos.

La mayoría de los trabajadores y empleadores cuentan con la información básica para gestionar licencias médicas en condiciones regulares y sin excepciones en el camino. Pero ante la situación que comenzó a vivir nuestro país desde marzo en adelante producto del COVID-19, el desconocimiento existente por las nuevas normativas se convirtió en un gran problema ante el cual muchos trabajadores y empleadores debieron subirse el tren a una velocidad importante, entendiendo algunas cosas y colapsando ante otras indicaciones muy difíciles de resolver.

En Inmune, hemos visto que, si los empleadores no cuentan con un asesor para orientación y actualización de las modificaciones legales y prácticas en casos de emergencia, es muy poco probable que la gestión se realice de manera eficiente.

La pandemia del Covid-19 nos ha dejado vulnerables como trabajadores. Enfermarse hoy puede ser muy probable, y tener reposo médico lo más aconsejable para evitar la propagación. Ese reposo será dado por una licencia médica, sobre la cual hay que conocer ciertos aspectos relevantes tanto prácticos como legales.

A nivel de empresa hemos recibido muchas preguntas, tanto de nuestros clientes, sus trabajadores, como del público general. A continuación algunas de las temáticas de mayor interés:

  • A nivel práctico, podemos indicar que los tipos de licencias médicas que se pueden extender en el contexto del Covid-19 son 3. La primera, por caso confirmado, esto es por examen clínico (PCR) positivo, debiendo registrarse esta licencia con el código U07.1. La segunda, es por contacto estrecho, cumpliendo alguna de las condiciones que la autoridad sanitaria ha establecido en su protocolo. Y, la tercera, por sospecha en caso de tener síntomas de alguna patología respiratoria, sin tener aún el resultado del examen clínico o bien, que este no sea concluyente.

 

  • Hemos podido advertir que estas modalidades de licencias han generado bastante desorientación en trabajadores y empleadores, sobre todo porque un grupo de estas licencias médicas deberán ser extendidas por la Secretaría Regional Ministerial (SEREMI) de Salud, lo que afecta el seguimiento de la misma. Por esos, es necesario recomendar a los trabajadores que soliciten a los médicos que les extiendan un certificado, dando cuenta del contacto estrecho y el periodo de cuarentena obligatoria que deberá cumplir, a fin de tener un respaldo documental.

 

  • A su vez, también respecto de las licencias médicas comunes, hemos observado que los trabajadores han tenido muchos problemas en el cobro de sus subsidios ya que sus licencias siendo autorizadas por Compin, no reciben oportunamente sus subsidios, dado que las Cajas de Compensación presentan demora en los procesos de pago.

 

  • Sin embargo, también reconocemos que la autoridad ha habilitado canales en sus plataformas on line para reponer el rechazo de las licencias médicas, pero mucha gente, sobre todo adultos mayores, no están familiarizados con esta modalidad, debiendo hacer los trámites de reposición de forma presencial.

 

  • Otro aspecto a mejorar es que al igual que en tiempos normales, los procesos de revisión de las licencias y de los recursos que los usuarios deducen siguen siendo excesivos, lo que en tiempos de crisis puede ser más dramáticos para los trabajadores.

 

Incertidumbre, es lo único seguro que están sintiendo empleadores y trabajadores al día de hoy. Ante este escenario se hace indispensable que ambos grupos se informen de buenas fuentes y de manera constante, con el fin de estar actualizado de los cambios en las normativas legales.

Asesorarse de manera integral, no solo en materia legal, es lo ideal para diseñar las estrategias apropiadas para avanzar en el adverso escenario de una contingencia e identificar grupos de trabajadores que requieran mayor apoyo de su empleador, con el fin de avanzar en una relación laboral completamente sana y segura para la operación.

Autora: Carla Morán, Abogada Jefe Área Legal Inmune

Todos los derechos reservados a inmune.cl