Más productividad: la consecuencia impensada

 

La nueva realidad del trabajo remoto, contra todo pronóstico comienza a mostrar resultados positivos. Estudio muestra un alza del 78% en la productividad en tiempos del coronavirus.

La novedosa forma de trabajar desde la casa provocada por la crisis sanitaria que obligó rápidamente a empleadores y trabajadores a cambiar la rutina, sin siquiera tener periodo de adaptación o capacitación previo trajo consecuenias insospechadas.

Un estudio realizado por la consultora Robert Walters -firma internacional enfocada en el reclutamiento profesional especializado- arrojó que un 54% de los empleados considera que el llamado home office ha tenido un impacto positivo en su salud mental, gracias a la flexibilidad laboral y el cese de los tiempos de traslado.

Ello, junto a la evidencia de que la productividad aumentó un 78%. ‘La flexibilidad llegó para quedarse y bajo ese escenario donde la economía se va a reactivar, habrá que ver cuáles serán los mecanismos que vamos a utilizar para poder medir productividad y calidad de vida juntos’, señala, Alfredo Araneda, Country Manager de Robert Walters Chile.

Actualmente un 37% de las organizaciones consideran reducir el espacio de sus oficinas.

Pero el estudio también muestra otra cara de la moneda, según comenta Araneda ya que el 45% de los trabajadores cree haber trabajado más durante el período de confinamiento.

‘Es necesario ver, cuál es la cultura de la compañía y quienes serán los líderes que impondrán estas nuevas formas de trabajo remoto’, asegura.

Flexibilidad

Lo seguro es que en el futuro será necesario que las distintas empresas adapten sus políticas de trabajo para ser más flexibles a las demandas de los empleados, mientras mantienen la productividad, de hecho un 86% de las empresas ya son flexibles o están planeando implementar este tipo de medidas después del Covid-19, pero la gran preocupación es mantener al mismo tiempo comunicación cara a cara y las dinámicas del espacio de trabajo.

En el futuro, el 40% de los encuestados espera trabajar remotamente un par de días a la semana y un 27% al menos un par de veces al mes, datos que concuerdan con lo que dijo el economista Raphael Berogoeing a DF hace unos meses, que el teletrabajo ayudará a mejorar la calidad de vida de las personas y también aportará a una mayor productividad en el país.

Según los datos entregados por Clapes UC -Centro Latinoámericano de Políticas Económicas y Sociales-, la Productividad Media Laboral (PMeL) cayó durante el primer trimestre de 2020 un 0,3% interanual. En relación al mismo trimestre (enero-marzo 2019), si se excluye el sector de minería del análisis, esto significa una reducción de un 0,9% interanual.

Mientras que a La PMeL del sector de la minera, manufactura, construcción, agricultura, caza y pesca y servicios financieros tuvieron crecimientos interanuales positivos durante el primer trimestre de 2020, los sectores de electricidad, gas, agua, gestión de desechos, comercio, restaurantes y hoteles, transportes y telecomunicaciones no cuentan la misma historia.

Puestos de trabajo

No menos importante, serán los cambios que se prevé que ocurrirán en los distintos campos laborales. Según Araneda, producto de la forzosa aceleración de la transformación digital, será necesaria una reestructuración por parte de las empresas, que implica la evolución de ciertos cargos, permitiendo también que se derriben ciertos mitos relacionados con la tercera edad, y las mujeres que se hacen cargo de sus hijos. Además aumentarán los puestos de trabajo temporales y la inclusión de diversos talentos internacionales al escenario laboral chileno.

Hernán de Solminihac Director de Clapes UC agrega que: ‘El trabajo remoto ha permitido mantener ciertas actividades, pero debemos recordar que hay sectores que requieren de trabajo presencial, como el sector de construcción. Aquí radica en parte la necesidad de incorporar tecnología e invertir en capacitar profesionales para la cuarta revolución industrial, porque es una realidad que debemos adoptar’.

Fuente: El Diario Financiero, 24 de Julio, 2020

Todos los derechos reservados a inmune.cl